Caseríos

 

NAVALÓN

Navalón es pedanía de Enguera, un lugar donde armonizan una serie de circunstancias que convierten a la aldea en un acorde de templanzas. El caserío blanco, el cielo azul y sus verdes pinares.

Navalón se complementa con el sugestivo paraje del trayecto partiendo de Enguera pudiendo contemplar el perfil de las montañas hasta perderse en la costa mediterránea. La carretera que conduce a Navalón, discurre ondulada por los medios planos de la baja serranía enguerina, para ascender suavemente hasta llegar a la “Peraleja” donde se localiza un cruce de carreteras, la inicial lleva a Ayora (CV-590), el empalme que toca Navalón es la carretera local de Enguera a Mogente (VV-3053) y siguiendo por ella, se accede en primer lugar al caserío de Navalón de Abajo, y luego, Navalón de Arriba sombreado por el monte de “La Era“, a 762 metros de altura.

Enclavado en un paraje envidiable de la serranía enguerina, al extremo occidental  del término, punto de partida para realizar deliciosas excursiones a los caseríos de El Puntal, Requena, Santich, Hoya Redonda, Corral de Blay.

 

 

 

 

 

BENALI

 

El Caserío de Benali se encuentra a 18 Km. de Enguera y se accede por la carretera que tiene su origen en la misma población (CV-584). Claro exponente de un emplazamiento que en su día fue una alquería en el periodo de dominación musulmana.

El caserío antiguamente disponía de una torre "La Torre de Benali", hoy desaparecida, y de la que solo se aprecian parte de sus restos adosados a las viviendas cercanas y que proceden de época más reciente. Fue construida de tapial y sillarejo, a dicho cuerpo central se le agregan los demás edificios auxiliares, cuadras y corrales más o menos abiertos.

 

 

LUCENA

El nombre parece derivar de la época romana, "Villa Luciana", encontrándose por sus alrededores gran cantidad de restos de esta época, cuando el pueblo íbero amenazado por la presencia romana descendieron de la colina a la planicie.

Al ser cedida, en el siglo XIII, la Villa de Enguera a la Orden de Santiago, el Caserío no fue repartido entre los nuevos pobladores, de forma que la propiedad permaneció indivisa hasta su venta en el S. XVI.

Quedan vestigios de la antigua conducción de agua desde la fuente de su nombre.

 

 

 

VILLA SECA

Situado en la partida del Borch, palabra derivada de Alborig y ésta del árabe Al-Bury que significa "La Torre".

Esa torre, cuya exacta ubicación se desconoce, defendía una importante población de la época medieval, de la que quedan abundantes restos. Tanto es así, que el historiador Don Pedro Sucías llegó a pensar que se trataba del originario núcleo de población de Enguera.

 

 

 

LA HOYA REDONDA

Se trata de un caserío cuyo nombre va unido desde muy antiguo a la vecina Cañada de Salomón.

Podría tratarse de la alquería perteneciente a Hadel Asalom y que fue entregada al alcaide del castillo de Carmuxen por cederlo sin lucha a Jaime I. En cualquier caso, parece tratarse de una alquería árabe, como sugiere el nombre de la cercana cañada Albéitar.

 

 

 

SANTICH

Parece que se trata de la antigua Albarra, cuyos límites llegaban al actual Navalón. En textos, se cita a la Torre de Albardilla como la torre debajo de la cual mana agua. Esta es la disposición que aún mantienen la actual fuente y caserío.

El nombre "els antics", que en valenciano significa "los antiguos", sugiere que se trataba del núcleo de población más antiguo de esta zona luego repoblada por los Navalón en el S. XVII, que llegó a tener 14 casas y 41 habitantes. Prueba de su antigüedad son los restos encontrados del neolítico.

 

 

 

CASAS DE REQUENA

Situadas en la Cañada Molina, antiguamente se llamaba Argolla. Esta dehesa, junto con la de Albardilla, fueron propiedad del señor de la Villa de Enguera hasta 1621. En el S. XVIII el dueño de Argolla y Los Brunales es Joseph Requena Pedrón, de donde el caserío tomó el nombre.

Junto a ella pasa una de las antiguas vías de subida a la meseta, protegida por el desaparecido castillo de Carmuxen, en el mismo límite del Reino de Valencia. A principios de siglo llegó a tener 12 casas con 53 habitantes.

 

 

 

FARACUAT

Situado en la partida de su nombre, tiene las aguas de las fuentes de la Garrofereta y del Castillarejo.

En la zona se encuentran importantes yacimientos como la cueva de las Calaveras con restos del neolítico o el Castillarejo, un importante asentamiento de la Edad del Bronce y, a lo largo de toda la partida, se aprecian restos de la época romana. Perteneció indivisa a la Orden de Santiago quien la tenía arrendada en el S. XVI a Jaime de Huesca por dos pares de perdices.

 

 

 

EL COVARCHO

Llamado también cobarcho, o cobarcho de las vacas, está situado en la partida de su nombre. Recibe agua de de una de las Fuentes de Peñarroya, también recoge agua del tejado en una balsa. Tiene una era en el lado norte y sus corrales están en ruinas. Está situado entre campos de cultivo y masa forestal. En el fondo del barranco tiene un hermoso pozo. En el deslinde de 1907 tenía 9 hectáreas y 80 áreas.

 

 

 

LA CHIRALA

Situada en la partida de su nombre frente a Benali, en una loma limitada por los barrancos de la Chirala y la Fonteta de la Reina, que confluyen en el Pasico del Pilar. Tiene restos íberos aunque su nombre parece tener raíz árabe, que confirmaría la existencia de moriscos en toda esta zona de Benali.

 

 

 

VENTA CORRALES

Situada en la Cañada Negra junto a la vereda Real, importante vía de tránsito que justifica la existencia de una venta o posada.

El actual nombre le viene de Don Pedro Corrales Moreno, un extremeño que compró la finca en 1.923.
Se han encontrado restos ibero-romanos en el contiguo Puntal del Gatillo, que dan idea de la habitabilidad de la zona.

 

 

 

LA BURRERA

Situada en la Canal del Hinojo, le viene el nombre del apodo de su propietario, “El Burrero”. Caserío que conserva en la parte este un horno de leña, y frente a la casa todavía es visible la era. En el deslinde de 1907 aparece como Cañada del Borreguero con una superficie de 6 hectáreas y 40 áreas.

 

 

 

EL CUARTO

Situado en Benali, partida de la Carrasca, antiguo nombre de raíz pre-románica que aun perdura en el barranco de su nombre y en la finca llamada "Ceja de la Carrasca".

Su actual nombre, le viene de Miguel Sanchís, ahorcado y descuartizado por asesino y ladrón en 1.717. Después de ello y siguiendo la costumbre, le cortaron los brazos por los hombros y las piernas por la rodilla, se frieron en una caldera de aceite enterrando el resto del cuerpo, y las cuatro extremidades se colocaron en los cuatro puntos cardinales, en caminos transitados para dar ejemplo. Estos puntos fueron la Cruz de Piedra, el camino de la Higüela, una olivera del camino del pozo de Benacancil (olivereta del Cuarto) y la casa llamada desde entonces del Cuarto.

 

 

 

BENALAZ

Situada en la partida de su nombre, de clara raíz árabe. Ello permite suponer la pervivencia morisca en esta zona hasta bien entrado el S. XVII.

La fuente del molino, así llamada porque movía un molino harinero del que aún quedan restos, regaba además esta vega gracias a su apreciable caudal, sin duda el mayor del término. Su poblamiento es anterior al árabe, pues hay restos de la edad del Bronce. Llegó a tener 13 casas con 46 habitantes.

 

 

 

BENIGÜENGO

Su nombre, de clara raíz árabe, permite suponer la pervivencia morisca en esta zona hasta bien entrado el S. XVII. Hay un asentamiento de la edad de Bronce hacia el Callao.

Tiene importantes afloramientos de agua, utilizados para el regadio y regulados por sus balsas. Conserva una Cruz de hierro de grandes dimensiones al norte del caserío.

 

 

 

LA TEJEDORA

Situado en la falda del Coll del Cerecero, frente al Tejarico. Tiene una buena fuente junto a la casa, con la que se riegan los campos de cultivo. Tiene la era en su lado sur y todavía mantiene los corrales.

 

 

 

EL PUNTAL

Importante caserío situado en la partida de su nombre, que según Padrones Municipales del S. XVIII parece llamarse Cañada de la Sierva. Durante las guerras carlistas, el cabecilla Juan Jover se estableció en este caserío mientras recogía voluntarios. A principios del S. XX ya contaba con 12 casas y 46 habitantes.
Hay restos de asentamiento de la edad del Bronce.

 

 

 

LA GUARAÑONERA

Situado al pie de la Carrasca en plena Canal del Hinojo. Por aquí pasa la senda que comunicaba la zona de Benali con Vallada. Existe otra partida del término con el mismo nombre, que parece derivar de Guarañona o Garañona, quizá en alusión a la raza caballar.

 

 

 

TOÑUNA

Situado en la partida de su nombre, junto a restos de antiguas ocupaciones humanas que se remontan al Neolítico. De épocas posteriores hay restos de la Edad del Bronce, ibero-romanos y una curiosa construcción cuadrada que parece la base de una torre medieval.
Valle muy fértil, no fue dividido ni entregado por los señores de la Villa hasta bien entrado el S. XVIII, cuando aún se pagaban censos a los Condes de Cervellón.

 

 

 

BENACANCIL

Importante caserío en el fondo del barranco de su nombre, también llamado de la Almácera.

Su nombre pudiera derivar de los Banu Gatil, importante familia de Xàtiva en el S. XI que, según el historiador Al-Udri, dió nombre a un distrito de la zona valenciana.

 

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31